esINTRANET  |  ALEXIA |  PAU | SAN JOSÉ en casa   ADMISSIONS ADMISIONES         
ES +34 924 524 001 ES +34 608 347 660      sanjosevillafranca@fundacionloyola.es
esINTRANET  |  ALEXIA |  PAU | SAN JOSÉ en casa   ADMISSIONS ADMISIONES         
ES +34 924 524 001 ES +34 608 347 660      sanjosevillafranca@fundacionloyola.es

Consejos de nuestro enfermero para afrontar las altas temperaturas en el Colegio

Parece que el final de esta primavera nos está queriendo poner en situación veraniega y eso puede convertirse en un pequeño contratiempo para la salud si no ponemos un poco de cuidado. Nuestro compañero Joaquín Echegaray, enfermero del Cole, comparte estas líneas para llamarnos a la precaución, especialmente con los más pequeños:

«El curso está a punto de finalizar, pero con las altas temperaturas que estamos teniendo (a las cuales los niños son especialmente vulnerables) cada día se hace más cuesta arriba ir al colegio. Con aulas por encima de los 30, ¿qué podemos hacer los padres para ayudar a nuestros hijos a combatir el calor durante las horas que pasan en el colegio?

  • Agua siempre en su mochila

El excesivo calor no sólo producirá en los niños sensación de sopor, sino también de malestar e incluso falta de aire. Los niños son especialmente vulnerables a sufrir una deshidratación, ya que sólo piden agua cuando tienen realmente sed, y nunca hay que esperar a que el cuerpo nos envíe esta señal para beber agua.

Experimentar mucha sed y tener la boca seca son las primeras señales de que la deshidratación ha comenzado. Por ello, te recomendamos que hables con tu hijo y le expliques la importancia de beber agua de forma continuada aunque no tenga sed.

Si son más pequeñitos los profesores se encargarán de recordárselo continuamente, pero los niños algo más mayores deben conocer la importancia de mantenerse hidratados continuamente tanto fuera como dentro de las aulas

  • Tentempié saludable a base de fruta fresca

La fruta es uno de los mejores alimentos para combatir el calor y en verano nunca debería faltar en la mochila.

  • Recuérdale que se  refresque antes de salir al patio

Antes de salir a jugar deben mojarse la cara y la nuca con agua y que este gesto lo repita con frecuencia mientras está al aire libre.

  • Jugar a la sombra

Sabemos que este consejo puede resultar complicado, pero no debemos dejar de insistir a nuestros hijos en la importancia de jugar a la sombra y evitar hacer deporte o correr a pleno sol en las horas centrales del día, que además coinciden con la salida al patio».

¡Gracias Joaquín!

Con un poco de precaución por parte de todos, afrontaremos esta recta final del curso de la mejor manera posible, aunque el verano siga llamando fuerte a nuestra puerta.

Gabinete de Comunicación.

 

 

Leave a Reply